¿Seguro que es un pacto de gobierno?

Si volvemos un poco atrás, y mirando los resultados electorales del 2011 y las posteriores negociaciones entre los partidos que podían formar un gobierno estable, en el pleno de la investidura ya dijimos que lo más responsable, coherente y lógico era apoyar al Alcalde elegido. Pues bien, pasado poco tiempo, sin ningún motivo más que la excusa de dar estabilidad al gobierno municipal, nueve regidores firmaron una moción de censura (dato para no olvidar) para sacar del gobierno a su adversario político, sin otra prioridad que no fuera ocupar la silla para cobrar un sueldo.

Nos hubiera gustado equivocarnos y tener que reconocer públicamente que el cambio era para mejor, pero visto lo visto del actual Gobierno Municipal, inmerso en una permanente crisis institucional y política, aunque se quiera disimular, vamos camino de vivir la peor legislatura de la democracia.

Ahora se nos “vende” el nuevo pacto para el resto de la legislatura (veremos si será el último) dónde la novedad más importante después de decir que estamos inmersos en una grave crisis económica, ha sido subir el sueldo un 20 % al primer teniente de alcalde, con la excusa de que el Alcalde necesita un “hombre fuerte” para trabajar codo con codo. Y cuándo el primer teniente de Alcalde era el Sr. Gabriel Torres, no necesitaba esta complicidad el Alcalde o es que era más eficiente y con la dedicación y sueldo que tenía era suficiente?.

El resultado de todo este conjunto de despropósitos es que el Alcalde (que por cierto, tampoca era el cabeza de lista) soporta más competencias (no lleva el área de urbanismo como sería recomendable y ahora asume el área de interior) mientras los otros ocho concejales van sobrados para realizar las tareas encomendadas. Claro que lo único que realmente necesita es el voto en el pleno para aprobar los puntos del orden del día. Todo lo demás tiene que pasar inexcusablemente por el visto bueno del Alcalde. Y, evidentemente, así toda la gestión municipal se ralentiza eternamente.

Y para terminar, en clave política, aunque se esconda “el lobo detrás de la piel del cordero”, si es sabido por todos que en las pasadas negociaciones UCAP pedía los seis meses que según ellos se les debía de la legislatura anterior (la Alcaldía siempre ha sido condición en un pacto con UCAP), no es muy difícil imaginar que si ahora el PSOE regenta los cuatro años de alcaldía, quien la va a pedir los próximos cuatro años (si es que pueden reeditar el pacto) será UCAP. Esperaremos acontecimientos.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.